domingo, 22 de noviembre de 2009

vamos a hacer pan

Hoy vamos a hacer pan, y la lógica nos dice que hay que empezar encendiendo el horno, que el animalico se lleva cerca de dos horas para coger una buena temperatura.





Cuando el horno está caliente nos vamos a amasar. Como yo soy torpe y María no tiene las manos aptas para amasar, pues amasa la máquina, eso sí, ella le da el toque maestro.





le da la forma que le apetece y lo tapa con una mantita para que esté calententito y a esperar que suba.



Mientras tanto, el horno deja de tener fuego y hay que apartar las ascuas y limpiar bien el suelo para que cuando dejemos el pan sobre él no se llene de ceniza.

Atención al dato, el ladrillo refractario de la cúpula del horno se ha puesto blanco, esto quiere decir que está muy caliente, hoy me he pasado, antes de meter el pan habrá que esperar que se enfrie un poco.



Ya viene el pan.



Y ahora vienen los resultados, aqui hay fotos de la primera amasada, durante la segunda tuvimos visita y me olvidé de hacer fotos



Y claro, cómo vas a encender el horno para hacer pan solamente, claro que no, ha caído un cacho de carne, un solomillo, envuelto en masa de empanada, que se ha inventado la meri, que hoy tenía el día creativo y un flan con los huevos de las gallinas, que para eso están.





3 comentarios:

marga dijo...

qué bueno, ojalá yo tuviera un horno así... justamente ayer me quedé sin pan y por no ir a buscar lo hice yo pero en horno común, igual me encanta (este fue tipo pan de molde o lactal como le decimos acá)

salu2!

güertana dijo...

Marga, cundo quieras puedes hacer uso del horno. Eso si, tendrás que pagar peage, yo pruebo todo lo que se cocina en el horno.

Anónimo dijo...

Jejejej... yo esto lo he visto, lo he vivido...y lo he probado eh a que si, miss fairy? jajajaj