sábado, 12 de diciembre de 2009

granadas

Hoy toca de postre una fruta especial que se puede cultivar en españa.


Tenemos un granado plantado en el jardín de casa y este año la cosecha ha desaparecido, creo que ha sido el rojo porque me pareció verlo el otro día con una en la boca, el caso es que cuando fuimos a recoger las granadas no estaban. Y no voy a ir a comprar granadas al mercado.
Una bonita tarde de otoño, paseando por los caminos y aprovechando que no había nadie limpiamos la cosecha de granadas del vecino y ya que estábamos los membrillos también. Que nadie crea que hubo que ir con el remolque, 4 granadas y 6 membrillos.



Ummm, que buenas están, sólo hay que abrirlas y sacar los granos, se pueden comer solas o con un poco de azúcar y si no hay niños con un chorrito de anís. Yo hoy la voy a echar a la macedonia, le da un toque espectacular de color y sabor.



Eso si, cuidado que manchan y no se quita tan fácil.


Aclaro, que luego me ponéis verde, ya le dije al vecino que le había recolectado un par de árboles y ni se enfadó ni ná. Si es que tengo un hermano que no me lo merezco.

3 comentarios:

Izel dijo...

Jajaja Esos son los mejores vecinos... los que no se qejan ni aunque les sises algo jeje..

Anónimo dijo...

Soy Merce de Ab, no se si sabré publicar esto, pero lo intento.me ha gustado mucho el blog, en el apartado de recetas quisiera que pusieraías la del "pollo al güiski" porque tengo un buen recuerdo de la última vez que la probamos juntas.Un saludo guertanas.

güertana dijo...

merce: creo que tienes el recuerdo un poco nublado, aunque también puede ser que la que tiene el recuerdo nublado sea yo. Para mi que el güisqui seria la noche de antes del pollo.
Nos alegra mucho tu comentario, a ver si nos vemos pronto.