miércoles, 10 de marzo de 2010

atasco

Hay cosas que si no las aprendes de pequeña ya no las aprendes nunca, al menos yo. Por ejemplo, yo no aprendí nunca a peinarme ni a expresar sentimientos, lo primero para sacar de quicio a mi madre y lo segundo para evitar que se convirtieran en armas en mi contra.

Todo esto es porque quiero escribir sobre algo y no me sale, no consigo ordenar ideas, lo dejo para otro día.

Pero os dejo una maravilla de esas que dejan huella. Una amiga con su hija que por entonces tenía unos cinco años, la niña explorando límites, la madre casi avergonzada, suelta “enseñada está, lo que no está es aprendida”

3 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

si de verdad quieres decir eso que no te sale, ¿porqué no lo sueltas como sea? recuerda que este es TU espacio y en él haces lo que quieres... ue no se trata de ganar un premio literario :)
besitos

güertana dijo...

Pena, ¿cómo? ¿nadie me va a dar un premio literario?
Sólo es que ayer no era el día.

Pena Mexicana dijo...

pos no, no hay premio :P
pásate por mi blog que hay noticias de la perrita que le gustó a la Pakirrota...
besos