lunes, 14 de junio de 2010

buscando el norte

Esta mañana ha tocado otra incursión a la civilización, cómo no, de médicos.


Yo tengo obsesión con la optimización del tiempo y del espacio y la pakirrota es de una cosa detrás de otra con toda la tranquilidad del mundo y yo atacá. He propuesto cada cinco minutos, mientras tú haces la fila yo hago mis cosas pero no ha colado y me he tragado su fila y luego mientras ella tomaba un café con una amiga y he ido a hacer la mía.

En las filas intento que mi autismo sea profundo y hoy creo que me he pasado, me he pillado mirando a un tío y pensando, qué guapo, vamos y vamos, en la vida, que para mi son todos el mismo, que no distingo uno de otro, uff, creo que he perdido el rumbo, ¿me estaré curando? Pero la cosa no ha acabado ahí, ha llegado una guardia civil con un tipo esposado, vaya pedazo de rubia, cuerpazo, guapa, guapa y con un puntazo mmmm. Pero qué coño hago mirando a una guardia con la alergia que me dan los uniformes.

Para la próxima fila me enchufo a la ds.

3 comentarios:

Juli Gan dijo...

Será que las pastillas no tienen tanto bromuro como tú creías. Jaaaajajaja.

Boopit dijo...

Aaargh, hacer cola! que ascooo!! Pero almenos veoo que encuentras maneras de entretenerte, jor jor jor...

güertana dijo...

Juli gan, que me den bromuro que asi no me mola, jajaja

Boopit, en realidad no me entretengo me desconecto que alguna vez se me ha pasado el turno por tonta(ausente)ajajaja