jueves, 20 de enero de 2011

Poseída


Tengo cosas que conservo como tesoros, algunas de ellas son libros que no he leído ni cuenta que llevo pero que por su procedencia adquieren esa categoría. Bueno, pues anoche me pidieron uno de esos tesoros y en ese instante mis actos comenzaron a ser guiados por el espíritu de “la Cenona”. Hostias, nos quedamos todos perplejos, incluida yo porque aseguro que esto no pasó por mi mente, fue directamente a mi boca “si te lo lees aquí sí, si no, no”.

La Cenona era una señora rubia y exageradamente maquillada, aparte de un poco sorda que trabajaba en el cine de mi pueblo cuando yo era pequeña. Entre sus frases famosas está “¿de patata o de tomate?” Cuando le pedían una cerveza o “si te los comes aquí sí, si no, no” cuando le pedían un paquete de chicles, al parecer la señora entendía que pedían un plato de sepia.

3 comentarios:

La Macarra dijo...

¿Y la voz te ha cambiado en plan niña del exorcista?. Ostia que nombre: la Cenona jajaja. Y al final van a ir a tu casa a leerselo? XD

Juli Gan dijo...

Jaaajajaja. Así que tienes libros excluídos de préstamo para leer en casa. Jaaaaajajaja. Yo había oído el nombre Zenón, para varón, pero no Cenona. Este...la cerveza ¿De patata o de tomate?

güertana dijo...

macarra, no sé qué le hizo perder el interés por el libro, ácaso mi simpatía :)

juli gan, no solo tengo excluidos de préstamo libros, también tengo herramientas, aparatos...mmm cenona es con zeta o esta letra tampoco se llama así ahora? ufff los de la rae me tienen harta.
Parece que la señora entendía que le pedían empanadillas jajaja porque está la otra versión, cuando pedían empanadillas y contestaba ¿quinto o tercio?