domingo, 16 de mayo de 2010

Mi Isidra

Ayer. Nos ponemos en marcha después de desayunar, tiiing tiing mensaje de móvil, el de la pakirrota que a mi no me llama nadie, ni quiero, al poco tiiing tiing otro mensaje, luego otro más y ya no puedo más y le pregunto que qué pasa hoy con tanto mensajito, me da el móvil “anda léelos” leo el primero “desde rusia con amor, felicidades” maemía que mala marida soy que se me ha pasado su cumpleaños. Si es que no me han dado tiempo que seguro que en un rato me hubiera acordado o me lo hubiera recordado la agenda del ordenador, este año se me ha adelantado hasta el feisbu.

Seguimos con las tareas que tenemos el día completito, nos repartimos la faena yo limpio la casa y ella la cocina, en una de las vueltas que doy me encuentro con esto.

Ummmm, se ha puesto a cocinar, ¿qué va a hacer?
Voy dando vueltas haciendome la tonta para que no se de cuenta de que la espío.


Sí sí sí, son escargots de bourgogne.

A ver, que no es el plato en si, aunque sea unos de mis ochocientos platos preferidos es que cuando se mete a la cocina se le quita la arruga esa de enfado y preocupación que lleva últimamente en la frente.

4 comentarios:

Candela dijo...

pero, güertana, es que era tempranísimo para acordarse de nada, ¡estábais desayunando! Yo hasta dos horas después del desayuno sé decir mi nombre y mis dos apellidos. Te habrías acordado en cuanto se te quitaran las telarañas. Por cierto, me abriste el apetito, qué ricoooo.

María dijo...

Te olvidas de su cumple y te hace una de tus comidas preferidas... ¡qué mujer tienes! Felicidades, pakirrota.

Juli Gan dijo...

¿Caracoles? En fins, bon appetit.

güertana dijo...

Candela, el daño ya está hecho, tendré que pensar en algo para compensar. Espero que comieras algo especial.

Maria, no tiene precio, a ver si consigo que te conteste aunque sea sólo con un gracias.

Juli Gan, ya se, los caracoles no le gustan a mucha gente, pero mejor más para mi.