lunes, 10 de mayo de 2010

Mi primera vez

Dieciocho años, absolutamente enamorada, pero hostias es que es una mujer, que si, que ya se que no hay otro camino, pero hostia que es una tía.

Soy lesbiana de nación (en mi pueblo se dice así) pero tenía que llegar el momento de sacarme del armario, no para los demás, de mi armario, vamos, aceptarlo y acarrear con las consecuencias, que ya tocaba.

Después de varias encerronas en las que hice la cobra, la pakirrota, que si, ya estaba entonces porque yo atiné a la primera, consiguió llevarme al catre, el sexo genial, pero no van los tiros por ahí, oímos ruidos en la casa que era prestada, la dueña volvía de trabajar, mas o menos las seis de la mañana, nosotras metidas en faena, se abre la puerta y (momento sin respirar) pero, ¿qué es esto? Si me concentro seguro que me hago transparente, de pronto éramos cinco en la cama, me quería morir, entraron tres locas borrachas y se nos metieron en la cama, que ellas también querían.

5 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

jo... eso es una primera vez y no tonterías jajaja

Juli Gan dijo...

.....Esa es una primera vez por la puerta grande. Halaaaa, sin medias tintas ni un "¿Pero esto era todo?, ¡qué decepción!" (que pasa, te lo digo yo)Orgía...¿Después de venir de currar a las 6 de la mañana? ¡Pero qué gente más rara!Jaaaajajajajaja

farala dijo...

18 años, tan tardona como yo!! y luego ya pa siempre... (aunque veo que sois una pareja MUY abierta...)

Ps (¿como se hace la cobra?)

María dijo...

Ja, ja, ja... después de esto, entiendo que estés de vuelta de todo...

güertana dijo...

Pena, alguna vez tenía que ser, que fue en mi primera vez, pues que le vamos a hacer. :)

Juli Gan, si si por la puerta grande y si me descuido me dan la vuelta al ruedo, pero ya me he cortado la coleta. Gente rara por qué? la familia de la pakirrota es toda igual, si miras para otro lado ya te han metido mano, pero todos y todas, eh. jajajajaja


farala, pss intenta meterme mano y ya te enseño yo como se hace la cobra. jajajaja


María, pero mujer, yo no estoy de vuelta absolutamente de nada, es más, todavía estoy yendo. Pues no me queda a mi nada por aprender, ni ná