martes, 4 de mayo de 2010

Sarpullido

Ayer fui a la civilización, intenté librarme pero la pakirrota me pidió que la acompañara.

Me deja sola dos minutos y al salir de la librería me encuentro con un tío con el que trabajé hace no se cuanto tiempo, se me tira y plantifica dos besos, aggg, después del “cuanto tiempo sin verte” me pregunta ¿te casaste? Yo siempre respondo que no, da igual quien me lo pregunte, de hecho alguna vez me he metido en un lío o he quedado como una cochina por esto. Sigo, que me despisto, el susodicho me dice “yo tampoco pero de vez en cuando me follo a alguna”, mecagoenlaputa pero ¿qué hago yo aquí? Y para terminar me suelta “pero es que ahora no llevo condones”.

Voy corriendo a contárselo a la pakirrota que se ha descojonado a mi costa porque no me he dado cuenta de que el chaval no está bien, que le dio un patoloslaos.

6 comentarios:

farala dijo...

jajajaaaaaaaa, de verdad qué fuerte, jajajaa. En vez de pensar en que le había dado un "patoloslaos" (1ª vez que lo oigo) habértelo tomao como un cumplido, mujer...

sarpullido, dice, jajajajaaaaaaa

Hormiga dijo...

oyeeee cambiando de tema, qué pasada las fotos de la barra lateraaaaal!!!! qué mayor se nos está haciendo!

y estoy con la pakirrota: es pa descojonarse de tí, en efecto.

Juli Gan dijo...

No te fijas en los detalles. Te preguntó por cortesía y luego te largó su ¿vida? sexual. Un poco triste y medio muerta, pero "vida". Síntoma de que últimamente no tiene nada que llevarse a la entrepierna jaaaaajajajaja.

María dijo...

¿¿?? No vuelvas a salir...

Izel dijo...

JajajajaQué fino y delicao jajajaja Me parto...

güertana dijo...

farala, es que lo mío es una enfermedad y se llama alergia.

Hormiga, a ver si lo actualizo que ya pesamos cinco kilos.

Juli Gan, animalico

Maria, de verdad que lo intento, yo no salgo, me sacan.

Izel, si, justo lo que yo quería