lunes, 12 de julio de 2010

Objetivo: aniquilación

Mientras paso el limpiafondos a la piscina una avispa cabreada va y me pica, uuuuussss mal vamos, trinco el matamoscas ecológico y me cobro veinte, eso que mato veinte avispas, con una buena dosis de cabezonería porque no hay muchas, ya por la tarde antes de pasar por el servicio de restauración porque vamos a cenar fuera me voy a hacer unas canastas y mecagoenlaputa, si en la puta avispa que debía ser prima de la de por la mañana que me han picado otra vez. ES LA GUERRA, no pienso parar hasta que desaparezcan, estas no tienen ni idea de con quien se han metido.


La que quiera seguir viviendo que se cambie el traje de rayas porque el amarillo y negro va a ser mi obsesión a partir de ahora.

5 comentarios:

Juli Gan dijo...

Joder, menuda picada. Te presto a la Debo. Jaaajajaja. Qué asco de bichos, de verdad.

Candela dijo...

¿Dos en un día? Pues sí, es la guerra. Suerte a tu bando!!!

Hormiga dijo...

ostras qué picotazo! insúltalas mientras les echas el fufú!!!

güertana dijo...

juli gan, ¿me quieres encasquetar a la debo y de paso al tortugo para el verano? no, no, no cuela y da gracias que te la devolvería de 60 cm jajajaja

candela, si, dos en un día y ahora creo que tengo una poca pinta de loca, armada con dos matamoscas y buscando avisperos por las hierbas, jijijijiji

Hormiga, ¿fufú? noooo, fuego directamente, espero que no me pillen los del seprona jajaja

Tantaria dijo...

Nada, a darles cañas sin piedad! Pero me da a mí que como no encuentres el avispero lo llevas chungo!