martes, 27 de julio de 2010

viajecico

Llegamos a euskadi, voy con la lección aprendida que me la ha estado machacando la pakirrota durante todo el camino, “no hagas la mula parda”,”no des coces”,”tienes que ser educadita y simpática”.

Como el lema del viaje es integración, nada más llegar nos colocamos el pañuelo porque estamos en fiestas y como es la hora justa nos vamos de potes, primer zurito, somos sólo seis, bien, poca gente, pocos nombres, pocas caras. Segundo zurito, cada vez somos más pero de momento no me agobia. Cuarto zurito, ufff todavía mantengo la compostura, no sin esfuerzo, somos por lo menos treinta, ya no distingo idoias de josebas y llegan cuatro chicas dispuestas a plantificarme dos besos cada una y pienso, tranquila contrólate porque si me dejo llevar les suelto “YA NO QUIERO CONOCER A NADIE MAS HASTA 2015”


Segundo día, hace bueno y me encasquetan a la niña para ir a la playa, tiene nueve años y ha quedado con sus amigas lo que me obliga a ponerme al lado de las madres de sus amigas, no me jodas que me toca otra vez hacerme la simpática, me pillan al vuelo y me dan permiso para irme de potes que para lo que estoy vigilando ya se encargan ellas.

Tercer día, vuelve a hacer bueno así que toca playa otra vez. Hostia, la playa no está en el mismo sitio, me dan una lección sobre las mareas, es que una conoce playa lisa y poco más. ¿parece que hay olas, no? Como no voy a ser gallina me atrevo a meterme y me da una ola un revolcón que me deja varada en la arena sin dignidad ninguna, me voy para la toalla y le cuento a la idoia de turno el encuentro, me mira y me dice “si parece que llevas un poco de arena en el pelo” joder, si parezco una croqueta. A tomar por culo la playa, ya no vuelvo más.

El resto de días de guiris y a revisar el ambiente bilbaíno, me voy a cortar y no voy a contar batallitas pero un poco más y me traigo a una en el escote, madre mía cómo está la peña.

3 comentarios:

Juli Gan dijo...

Me ha gustado lo de la Idoia de turno. Jajajaja. Me sorprende que en el Mediterráneo las mareas casi no se mueven. Lo de conocer a tanta gente sí que es más chungo. Yo los numero mentalmente y los nombres los borro. Saludicos.

Martina dijo...

jaja, me ha recordado la serie de Tv "Con ocho basta". A mí tanta gente también me agobia. En el Mediterráneo no hay mareas, son balanceos. Feliz viaje.

güertana dijo...

juli gan es que decidí llamarlas a todas idoia que se las arreglaran entre ellas porque soy muy mala para asociar nombres con caras y no dijeron nada, si es que la gente tiene una paciencia...

martina, ¿conoces playa lisa? pues si no la conoces no vayas, es lo peor, te adentras en el mar medio kilómetro y todavía te llega el agua por los tobillos, jajaja si bajara la marea seguro que a alguien se le ocurría constuir algo en tanto espacio :)