viernes, 6 de agosto de 2010

aparcando


Abuelo conduciendo un ibiza, es relevante, con abuela de copiloto, detrás de ellos pakirrota conduciendo con güertana al lado, ambos ven un sitio para aparcar, caben dos camiones holgados, es agosto hasta en mi pueblo. El abuelo comienza la maniobra marcha atrás y como hay sitio de sobra la pakirrota intenta meterse, el abuelo que la ve, piiiiiiiiii piiiiiiiiii piiiiiiiiii de manera que el señor con la marcha metida y para atrás, la pakirrota ni dentro ni fuera sin entender nada, con otro coche pegado detrás y el abuelo sigue avanzando hacia ella piiiiii piiiiii piiiiii decide quedarse quieta, que haga lo que quiera el niño. Termina de aparcar el abuelo, aparca la pakirrota y queda espacio para otro coche grande. Se baja la abuela y la pakirrota al mismo tiempo, la abuela la mira y da una rabotá, el abuelo se queda hablando solo en el coche cuando llega a su altura la pakirrota le mira, claro que podía haber pasado de mirarle pero hoy tocaba provocar, el abuelo se pone a hacer aspavientos con los brazos y le suelta “a ver si aprendemos a conducir”, la pakirrota se le queda mirando con cara de buena y le dice “ay perdone, es que no me he dado cuenta de que usted llevaba un autobús”.

5 comentarios:

Candela dijo...

Al abue le faltó decir lo de mujer tenía que ser. (Aunque no te dije nada, todavía me estoy riendo de tu visita al ginecólogo jajaja, lo siento pero qué vergüenza, qué acaloramiento y qué risa me entró).

güertana dijo...

pues si candela, el abuelo ha salvado su vida con callarse, se ha notado que se ha envalentonado cuando ha visto que era una mujer y tonto del todo no ha sido. (he comentado el post del ginecólogo)

María dijo...

Ja, ja, ja... ¡frase genial!

mam dijo...

jajajaja.Muy buena frase, si es que hay más de un abuelo en autobús....

La imagen genial.

Butterflied dijo...

Ay amiga, has dao en el clavo, pero seguro que si me quejo del curro, me linchan! xDDD