miércoles, 18 de agosto de 2010

No se puede ir o al menos yo no voy a volver ni atada

Este post es como contrapunto al de ayer.

Nos aconsejaron un hotelito para un fin de semana que está cerca de casa, hora y media, nos dicen que está en el monte, es tranquilo, de buen trato y que como hay poca gente te dejan quedarte hasta el domingo por la noche sin coste. Y una mierda con flecos.

Llegamos, entra la pakirrota y cuando ya tenía la llave de la habitación en el mostrador entro yo y la tía de recepción me mira y se le cambia la cara, aseguro que no nos conocíamos de nada, coge la llave y la cambia por otra, subimos y mecagoenlaputa, ¿te has dado cuenta de lo que ha hecho la desgraciada esa? Habíamos reservado habitación con una cama y la tía puta al ver que éramos dos mujeres nos cambió la habitación a una de dos camas.

Fue a reclamar mi mujer. Vaya, no tenían más habitaciones, si estamos solas hostias. Mi propuesta fue, nos vamos a otro sitio sin dar más explicaciones y que le den, pero habíamos quedado por la noche allí con una amiga.

Nos fuimos al pueblo a comer y debimos dar con familia de la recepcionista del hotel, porque no nos dejaron pasar al salón del restaurante y encima cuando pedimos nos dice el camarero que lo que habíamos pedido era muy caro. Yo ya de los nervios, me quiero ir de este sitio. Para qué mierda hemos tenido que quedar con nadie.



¿He dicho que nos dijeron que era tranquilo? Pues no sería ese día porque cuando volvimos al hotel nos encontramos que no había aparcamiento, no puede ser, no puede ser, había una boda. Justo lo que yo quería, escuchar paquito el chocolatero hasta las tres de la mañana.

El hotelito es este por si tenéis listas negras y el pueblo es Totana.

Disculpad el lenguaje pero es que me enciendo.

10 comentarios:

Juli Gan dijo...

Es que un nombre tan religioso, Jaaaajajaja. ¡Un monasterio! (Lo de la casa del cura de Soria, me lo callo)A nosotras un par de veces nos ha pasado igual, pero ante el choque inicial de las "hoteleras" nos han dado lo que queríamos: Cama de matrimonio. Peor para esa gente. Menos clientela. Saludicos.

guada dijo...

es que es para cabrearse, se supone que una va a descansar y relajarse y lo que sea, no a ponerse de mala leche y protestar por algo que debería ser normal
gracias, dudo mucho que me pase por ahí, buscaré otra cosa
besos

güertana dijo...

juli gan, ¿os dieron lo que queriais? seguro que no fue en totana y oye que los curas han vivido bien desde siempre jajaja

guada, así me gusta que busques otra cosa que hay miles de sitios y lo normal es que te traten bien, por eso he puesto el post porque este trato no es normal.

Hormiga dijo...

uy, te me estás ablandando, me ha extrañado que no salieras de allí a la primera de cambio! cabrones!

güertana dijo...

hormiga, qué poco me conoces, yo muerdo pero no ladro y tampoco era para matarla jajajaja

Nefer dijo...

Joer, pos yo estuve allí este año. Y conmigo, y mi acompañante, se portaron genial. Incluso abrieron el restaurante de abajo,que no sé si lo visteis, sólo para nosotras. La chica del bar además me puso un gin tonic impresionante, y hasta nos recomendó sitios para ver. Os aseguro que me pareció un sitio romántico,eh?, no sé ya os digo que a mí me encantó y el trato genial.

Candela dijo...

jajajaja, mecachis en la mar, separaditas y escuchando paquito el chocolatero. ¡Muy romántico!

güertana dijo...

nefer, no se si tú y tu acompañante, si era una mujer, pedisteis cama de matrimonio porque ese fue el desencadenante y sí, cenamos en el restaurante, solas porque no había nadie más en el hotel y aún así seguían sin habitaciones con cama de matrimonio, también estuvimos de copas en el bar hasta las mil, estábamos de boda,a nuestro pesar.
por cierto, tú acompañante era una bollobloguera que recientemene ha aprobado una oposición? jajaja

me da que es un sitio de bolloblogueras jajajajaja

güertana dijo...

candela, no buscábamos nada romántico sólo airearnos y relajarnos y encontramos justo lo contrario.
la pakirrota se ganó el cielo por aguantarme todo un fin de semana despotricando porque no te puede hacer una idea de lo que puede llegar a salir por mi boca y reirnos, nos reímos, conseguí que todo rimara con totana.

Calvin dijo...

Sé lo que me cuentas, lo he vivido en más de una ocasión.
Yo trabajaba de camarerá en un bar muy céntrico de murcia y mi encargado cuando entraban parejas del mismo sexo, pedía encargarse él de servirles. Los trataba fatal. Una vergúenza.

Siento que os sucediera. Gracias por indicar el sitio. No lo pisaré.