lunes, 27 de diciembre de 2010

saca algo

Con esto de que la pakirrota está malita no para de venir gente a verla, iba a decir que estoy harta pero no es eso exactamente, más bien es que me estoy agobiando porque hay cosas para las que no sirvo, debe ser que cuando repartieron la hospitalidad yo estaba despistada y no pillé mi parte.

Empieza a sonar el timbre a eso de las doce de la mañana. Sí, sí, que pasábamos por aquí y hemos dicho, vamos a tocar a ver si están, mecagoenlaputa, si vivimos en el fondo del mar y por aquí no pasan ni los cuervos, cuanto desocupado hay en el mundo, con las cosas que tengo yo que hacer, aparte de que no son horas de tomar nada, la hora del café se ha pasado ya y todavía es pronto para cervezas. De todas formas con las visitas de la tarde hago lo mismo, si les apetece tomar algo que se lo traigan puesto de casa.


Creo que estoy dejando salir a la mula parda que llevo dentro más de lo debido. Ahí van algunas de las perlas que solté ayer:

¿no habréis pensado ni por un momento quedaros a cenar, verdad?

¿Es que no tenéis casa?

Güertana, ¿te puedo hacer una pregunta? NO

Hala, que la tengo que curar.
 
Aquí a hablar de enfermedades no hace falta que vengas, eh.
 
 
Si es que soy simpática y agradable a más no poder, de todas formas como de lo que se trata es que mi nena esté tranquila no me corto un duro a la hora de largar a la peña.

2 comentarios:

ISA dijo...

Y le has preguntado a tu nena qué es lo que quiere?. A lo peor le encantan las visitas. Por cierto, las visitas ¿traen algo?, porque si es así.....

güertana dijo...

isa las visitas claro que traen algo, estrés a montón, jajaja
oyes, ¿crees que no hablamos? el blog también transmite falta de comunicación? O_O